Lun11202017

Last update

Back Está aquí: Inicio Cultural Historia La Saga de la Cultural La Saga de la Cultural Capítulo 3 - Isidro, el primer profesional
03 Sep 2013

Capítulo 3 - Isidro, el primer profesional

Escrito por 

ISIDRO, EL PRIMER PROFESIONAL

 

         Como se dijo la historia del club se enriquece al conquistar el primer título de campeón regional en la temporada 1925-26. asciende a Tercera en la 26/27 y en la siguiente juega ya en Segunda División para descender al final de la misma con la curiosa circunstancia de que en la primera vuelta del torneo el equipo estuvo clasificado en primera posición…

 

         Aquí tenemos una alineación (temporada 28 – 29) del equipo que actuó en Segunda:

         F. Sión, arquero; Cabiño y Pekín, zagueros; Isidro, Moro y J. Sión, medios; Colinas, Vázquez, Leoncito, Chaco y Albor, delanteros. Con ellos deben nombrarse otros tres jugadores afines a la alineación llamada titular: Cayetano, Ché y Pantaleón I.

         Y en la temporada 29/30 - ¡Otra vez en Tercera! – los habituales en el equipo blanquillo eran: F. Sión; Castellanos, Pekín; Isidro, Moro, J. Sión; Colinas, Pantaleón, Leoncito, Chaco y rubiera. Pero también hay que citar a Pantaleón II y Vázquez.

         A Pereira, el portero de la “fundación” le sustituye Prieto y a este Lucas. Anotaremos aquí – al hilo de los testimonios de aquella época – a los Prieto, Herminio, Goyo.

         Herminio y Goyo llegaban cada domingo desde Santa Lucía. Con la campaña de África, el trasiego era constante. Venían unos y marchaban otros: Cayetano, Ruiz, Rebollos, Larraz, Crespo, Gordón, Ardilla, Camilo, Argüello, Burgos, Castañón, Gregorio, Llamazares. Y hay que citar la anécdota, ya legendaria, de aquel potente chute de izquierda de Llamazares que doblaría, en el Campo de Guzmán y en un amistoso, las manos al fabuloso Ricardo Zamora…

         Por el campo de El Parque desfilaban equipos de Valladolid, Salamanca, Palencia y Asturias. La Cultural acudía a Ponferrada donde se inaugura el campo de Santa Marta.

         Se jugaba en el Parque, lugar de cita de los aficionados al tiro, puesto que allí se programaban las tiradas de pichón en las ferias y fiestas de San Juan y San Pedro.

 

{gallery}capitulo03{/gallery}

 

         Y por aquel entonces nace en la capital otro club: el Racing de los Blanco, Lapuente, Lalo, Agustín, Balbino, Ibáñez Devesa, Clodiner, Morala, Aller y César y citemos, igualmente, al equipo del Barrio de la Vega, la Ferroviaria, con Íscar, Rufino, Víctor, Modesto, Osorio, hermanos Fernández Inchaurbe, Juanito, Mito, Siro, Antón, etc.…

         Podemos seguir la historia con otro protagonista: Isidro que fue jugador y técnico de la Cultural y, más recientemente, preparador del Júpiter Leonés.

Isidro fue, según dicen los viejos aficionados, el primer jugador profesional de la Cultural y Deportiva Leonesa. Llegó del Unión Sporting y se pagó por él la cantidad de siete mil pesetas.

La Cultural jugaba en el llamado “Campo de Guzmán!, con acceso al estadio por el Paseo de los Condes de Sagasti y cuyas tapias, de fondo sur, cubrían donde hoy está “La Voz de León”, en Ordoño II.

“Bueno – cuenta Isidro – vine a León como futbolista profesional del “Sporting Ferroviario”. Por siete mil pesetas de ficha y doscientas cuarenta al mes de sueldo. El equipo tenía entonces – como más habitual – esta formación: Sión; Cabiño, Pekín; Isidro, Moro y J. Sión; Pantaleón, Chaco, Colinas, Leoncito y Rubiera. ¿Recuerdos? A Moro, que murió siendo masajista y encargado de material; a Colinas, que era formidable, de los mejores futbolistas de España.

Acudía, entonces, muy poca gente al fútbol y – curiosamente – al lado del campo, en un solar, pusieron una plaza de toros de madera”.

De Isidro decían que se “parecía a Ben Barek y que de cabeza era terrible…”. Era un jugador impetuoso que dominaba, además, la técnica.

En la campaña 30/31 el equipo titular lo formaban: Picú; Castilla, Rufino; Montero, Tomás, Isidro; Pantaleón I, Pantaleón II, Colinas, Belauste y Rubiera.

Y en los años 32 y 33 Isidro alternó las funciones de jugador y entrenador. Reconoce con cierta ironía: “en aquellos tiempos era mejor ser entrenador. El público sólo se metía con los jugadores. Claro que yo estaba a todas.”

Siguió la campaña con desigual fortuna, se pierde en Palencia ante el titular; se derrota a domicilio al Zamora y el año 39 se cierra con un amistoso en el campo del Seu frente al Sporting de Gijón que ganaron por cuatro goles a dos…

Y sigamos con Isidro.

“Cuando la Cultural ascendió a Segunda, tras el Torneo clasificatorio, se inició la competición con Manuel Vidal, entrenador, que procedía del Atlético de Bilbao. La plantilla la componían: Peneouscos, Publio, Armendáriz, Paradela, Goyo, Gregorio, Víctor, Boris, Angelín, Severino, Jesusín, Arturo, Calo, Atienza, Castor, Carlos, Chevite, Manrique, Isaac, Orejón y Gamonal. La Cultural, recordemos, no se clasificó”.

Pues bien, en el año 41 Isidro reemplaza a Manuel Vidal. Se juegan varios amistosos y “caen derrotados ante la Cultural de Isidro”, el Valladolid, el Atlético de Bilbao, el Real Madrid (6-1 ¡madre mía!) y con el Atlético de Aviación se ganó un partido y perdió otro. Hay que añadir, para huir de triunfalismo, que “los grandes” no traían sus figuras pero eran, desde luego, gentes que sabían mover la bola.

Se jugó un torneo (Copa Gobernador Civil, Carlos Pinilla por aquel entonces) y en el triangular la Cultural se enfrentó a equipos de La Felguera y Mieres.

¿Qué pasó, Isidro?

 

La copa, explica nuestro interlocutor, está en las vitrinas del club.

Para Isidro la mejor campaña fue la 41/42. Contaba con López, Calo, Arrieta, Severino, Angelín, Servando, Gamonal, Moncho, Isaac, Hernández, Gorochategui, Rubio, Orejón, etc.

“Tuve que prescindir – cuenta Isidro – de la mayoría de los veteranos y darle entrada al portero López; a Román, que procedía del Santa Ana y jugaba de zaguero, en la izquierda; pasó Calo a defensa derecho; Chovito, antiguo delantero, actuaba de medio izquierda haciendo compañía en la línea con Severino. Lo mismo sucedió en la vanguardia – renovación, era el signo de los tiempos – pasando Gamonal a extremos derecha, Isaac interior, Canario que procedía del “Conquista”, al centro y Sánchez (un jugador descubierto en el campo de “El Petardo”) formaba con Orejón”.

Hay recuerdos alegres y efemérides tristes.

“En un encuentro contra el Palencia (ganamos 7-0) se lesionó gravemente Rubio, jugador que procedía de Ponferrada. Acabado el campeonato regional se disputó una eliminatoria entre el campeón (nosotros) y el subcampeón (Palencia) para conseguir plaza en el torneo clasificatorio para el ascenso a Segunda. Ganamos los dos partidos: 5-0 en casa y por 1-0 en Palencia.

En el Torneo nos enfrentábamos al Coruña, Valladolid, Langreo, Santander y Ferrol. Se inició la competición con victoria, pero que resultó cara. Angelín se lesionó gravemente ante el Deportivo Coruñés. El resumen de estos diez partidos, dice Isidro, es el siguiente: “cinco ganados, dos empatados y tres perdidos; veinticinco goles a favor y diecinueve en contra. Uno de ellos, decisivo, fue producto de un penalti injusto que nos pitaron en Valladolid”.

Cesa Isidro como entrenador y se hace cargo de la preparación el secretario técnico, Paradela, que se desplaza a Langreo, Santander y La Coruña; rebuscando en su memoria, Isidro nos cuenta que en aquel torneo debutaron Moncho, Sansón, Gorrochategui; que Leoncito fue internacional Inglaterra.

En la temporada 44/45 la Cultural desciende a Tercera división, (he aquí una de sus alineaciones: Sánchez; Rogert, Rafa; Maside, Severino, Romero; Tavilo, Gamonal, Calixto, Isaac y Noguerales).

Nueva llamada a Isidro para afrontar la temporada 45/46; eran los años de las vacas flacas, pero nuestro hombre jamás dijo no a la Cultural y se coloca, otra vez, “sólo ante el peligro…”.

Los prolegómenos son buenos. Se vence, en amistoso, al Salamanca, por cuatro a dos. El calendario había emparejado a: Valladolid, Imperio y Ferroviaria de Madrid; Segoviana, Ávila, Palencia, Béjar, Zamora, Burgos y Cultural.

Isidro contaba con estos hombres: Sánchez y Aguado, porteros; Sánchez, Arrieta y Rafa, defensas; Alberdi y Severino, medios; Gutiérrez, Madrazo, Isaac, Romero, Pedrito, Orejón y Tavilo delanteros.”

Pero nuestro hombre también dedicó cuatro años al Deportivo Leonés (y consiguió el ascenso a tercera en competencia con el Veguellina, Astorga y Ferroviaria, sin perder un partido; y se derrota al Castilla de Palencia (hoy Palencia) en eliminatoria previa que da derecho a la gran ronda final contra Hispania de Gijón y Santoña.

Esta es, pues, otra etapa de la historia del fútbol leonés. Protagonizada por Isidro García González, madrileño afincado en León (era del Ferroviario y vine en tren, como cuenta con guasa) que dedicó ocho años a la Cultural y otros cuatro al Deportivo Leonés. Sapiencia y corazón al servicio del fútbol.


Inicia sesión para enviar comentarios
Web Analytics

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web Para saber más sobre cómo usamos las cookies Ver nuestra política de privacidad.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies de Google.

  Acepto cookies de este sitio web.