Dom10222017

Last update

Back Está aquí: Inicio Cultural Noticias Resumen de prensa El Racing se tuvo que conformar con el empate ante la Cultural
23 Sep 2013

El Racing se tuvo que conformar con el empate ante la Cultural

Escrito por 
El Racing no fue capaz de superar a su rival. El Racing no fue capaz de superar a su rival. Luis Palomeque.

El Racing se tuvo que conformar con el empate ante la Cultural

El conjunto cántabro no fue capaz de vencer en su visita a la Cultural Leonesa
Empate a nada. El Racing acudió a León con la intención de sumar su segunda victoria liguera y asentarse en la zona alta de la tabla, de conquistar el histórico feudo leonés, pero lo que hizo fue dar un paso atrás y firmar un nuevo empate que reactivó muchas de las dudas que había resuelto en el partido contra el Zamora. El equipo aún anda escaso para determinadas batallas. Un reparto de puntos justo, pese a que en los últimos minutos los racinguistas pudieron encontrarse con la victoria si Koné no hubiese consumido hace siete días toda su puntería.

Paco Fernández repitió el mismo once de la pasada jornada, incluido Sotres en la portería, con la única excepción de la entrada de Ander Lafuente como extremo izquierdo en lugar de Rubén Durán, pero el rendimiento del equipo decreció.

La tarde y el campo eran ideales para jugar al fútbol, pero éste sólo apareció con cuentagotas. Y sólo con solidez no se pueden ganar los partidos. El Racing es un grande de la categoría, todos sus rivales así lo consideran, pero no tiene asimiladas muchas de las obligaciones que esto conlleva: no se siente cómodo con la pelota, le cuesta llevar el peso del partido, la iniciativa, el ritmo, y las tareas de construcción mueren ahogadas por un exceso de lentitud y pases horizontales. A los cántabros este traje les queda aún grande, hasta en Segunda B. Porque la Cultural Leonesa entregó el balón al Racing sin ningún tipo de pudor, se replegó atrás y esperó. Y entre que uno no podía y otro no quería, la primera parte se fue consumiendo sin que pasase apenas nada. Y lo poco que pasó tuvo un único nombre propio, el de Koné, empeñado en ser protagonista, aunque estuvo a punto de serlo de forma negativa. Su ímpetu le hizo chocar en un par de ocasiones con el portero rival Toño Ramírez y el árbitro Jiménez Moreno le amonestó con una tarjera amarilla que condicionó mucho su rendimiento posterior. Y gracias, porque otra entrada del delantero costamarfileño al central Negral, que tuvo que retirarse lesionado, estuvo a punto de llevar a Koné a los vestuarios antes de tiempo, si el colegiado hubiera estado más riguroso. Esta decisión incendió a la afición local, que la tomó con el veloz punta cada vez que tocaba el balón. Otro de los gajes de ser grande.

Y en lo estrictamente deportivo nada de nada. Los porteros eran meros espectadores de lo que pasaba en el mediocampo. Sotres sólo tuvo que intervenir en un disparo lejano de Hedrera; y Toño Ramírez, en una acción en la que se adelantó al intento de disparo de Granero. El descanso era la mejor noticia para el Racing, y más cuando en la últina jugada de la primera parte un remate de cabeza de Adán Gurdiel salió rozando el palo derecho de la portería cántabra.

El Racing sólo podía mejorar en la segunda parte. Y lo hizo, pero no lo suficiente para llevarse la victoria. Los segundos 45 minutos comenzaron con otro susto, de nuevo protagonizado por Adán, una pesadilla para la defensa cántabra, que se plantó solo ante Sotres en un mano a mano que resolvió acierto el guardameta cántabro. No fue un buen comienzo para el Racing, que hasta perdió el control del partido que había tenido en la primera parte.

Los cántabros se volvieron a encomendar a Koné, el conquistador, y a Granero, un Cid que batalla en todas las esquinas, para cambiar la dirección de un partido que se estaba convirtiendo en peligroso. Demasiado. Y ambos se echaron al Racing a sus espaldas. El despliegue físico del mediocentro, no siempre suficientemente acompañado, despertó al Racing del letargo al que invitaba la calurosa tarde. Y el delantero volvió a ser el Koné de siempre. Diferente al resto, con una velocidad superior, pero muy fallón. Hasta tres oportunidades marró el delantero afericano en el tramo central de la segunda parte. Es el Messi o el Cristiano Ronaldo del Racing, pero en la asignatura del gol demostró que aún tiene que mejorar. Los de Paco Fernández pudieron llevarse la victoria en cualquiera de esas jugadas, pero hubiera sido demasiado botín para un partido de mucha lucha pero nulas conquistas. El punto permite al equipo seguir invicto, pero para escalar las altas torres que deparará la temporada se necesita más. Mucho más.


Inicia sesión para enviar comentarios
Web Analytics

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web Para saber más sobre cómo usamos las cookies Ver nuestra política de privacidad.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies de Google.

  Acepto cookies de este sitio web.