Lun09182017

Last update

Back Está aquí: Inicio Cultural Noticias Resumen de prensa «Nunca me había sentido tan señalado pero sé vivir con ello»
28 Oct 2014

«Nunca me había sentido tan señalado pero sé vivir con ello»

Escrito por 
«Nunca me había sentido tan señalado pero sé vivir con ello» «Nunca me había sentido tan señalado pero sé vivir con ello» Secundino Pérez

«Nunca me había sentido tan señalado pero sé vivir con ello»

El cancerbero de la Cultural es el centro de las críticas, la mayoría interesadas. «Yo me baso en el trabajo y en ser mejor portero cada día. Confío en mí. Las críticas no me van a cambiar», afirma.

ÁNGEL FRAGUAS | LEÓN 28/10/2014

El portero de la Cultural Leandro Monteagud (Alcira, 1989) es un producto de la cantera del Elche, equipo en el que debutó en el primer equipo el 20 de marzo de 2010, sustituyendo a Wilfred Caballero. En enero de 2011, Caballero es traspasado al Málaga, lo que favorece a Leandro, que se convierte en el segundo portero del Elche, jugando un partido de titular frente al Granada en la jornada 41. Después, militó en el filial del Levante, club en el que entrenó a diario con el meta Keylor Navas. Este verano aceptó la oferta de la Cultural para cubrir la marcha de Toño Ramírez al fútbol chipriota.

—¿Cómo se siente después de tanta crítica?

—Estoy tranquilo. Lo mío es trabajar cada día en los entrenamientos para dar lo mejor a la Cultural. Siempre he confiado en mi trabajo. Las críticas no van a cambiar mi forma de actuar. Tengo claro lo que quiero. Confío en mi manera de trabajar. Espero cambiar las críticas por halagos. Estamos hablando de fútbol.

—¿Se ha sentido alguna vez tan señalado?

—Nunca me había sentido tan señalado, pero sé vivir con ello. Si no fuera así, no sería portero. Lo fácil en el fútbol es echarle las culpas de todo al portero. Soy el último jugador y al portero siempre se le ve más.

—¿Qué parte de culpa tiene de la derrota de la Cultural ante el Valladolid B?

—Después de jugar muy bien durante 85 minutos, a partir de la expulsión de un jugador contrario no estuvimos finos. Me metieron el primer gol y después, a continuación, el segundo. Asumo mi parte de culpa como portero que soy, porque si hubiera detenido esos dos balones por lo menos habríamos empatado y sumado un punto.

—¿Y su defensa?

—No voy a entrar a juzgar a mi defensa. Todos son excelentes jugadores. Para crecer, tenemos que ser un equipo desde la portería al ataque. Cuando ganamos, ganamos todos y cuando perdemos, perdemos todos. Lo tengo muy claro.

—¿Le afecta tanta crítica?

—A mí todo esto no me afecta. No me descentra, porque lo que quiero es ser cada día mejor portero. Tengo mucha confianza en mí mismo. Sólo tengo al trabajo diario como mejor aliado. Voy a seguir haciendo lo que he hecho siempre. El trabajo diario es mi mejor estímulo para que las críticas no me afecten, porque sé que es lo único que yo puedo hacer.

—¿Cree que hay críticas que van más allá de su rendimiento en el campo y que se hacen con algún fin?

—Yo nunca he sido malpensado y no voy a cambiar mi manera de ser. Allá cada uno con su manera de actuar y sus razones para hacer y deshacer. Es algo que escapa a mi control. Trabajo, trabajo y más trabajo.

—¿Qué le sucede al equipo para haber conseguido sólo un punto de los últimos nueve?

—Durante una temporada, hay momentos mejores y peores, pero estoy seguro de que el equipo crecerá y volveremos a ser los que éramos. Los 15 puntos que tenemos en la clasificación no son producto de la casualidad.

—¿El entrenador ha hablado con usted para transmitirle confianza?

—Lo ha hecho como con el resto de los compañeros, pero sin incidir en nada especial sobre mis actuaciones en la portería. El técnico siempre nos está apoyando y transmitiendo ideas positivas para mejorar día a día. Su respaldo siempre está presente.

—¿Alguien está siendo injusto con usted?

—Estamos hablando de fútbol. Unas veces te da y otras te quita. Prefiero no entrar porque nunca he entrado. Los demás pueden hacer lo que quieran. Yo me baso siempre en mi trabajo.

—¿Se siente observado con lupa?

—La verdad es que no. No le doy mayor importancia, ni me como la cabeza por lo que se pueda decir. Hay que tener tranquilidad.

—¿Tiene algo que demostrar?

—Yo no vengo a la Cultural a suplir a nadie. Vengo a trabajar, a entrenar y a dar el mejor rendimiento al equipo, en este caso a la Cultural. Estábamos en una buena dinámica y tenemos que tratar por todos los medios de volver a ella. Por el esfuerzo de todos no va a quedar.

Fuente: http://www.diariodeleon.es/noticias/deportes/nunca-habia-sentido-tan-senalado-vivir-ello_931503.html

Inicia sesión para enviar comentarios
Web Analytics

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web Para saber más sobre cómo usamos las cookies Ver nuestra política de privacidad.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies de Google.

  Acepto cookies de este sitio web.