Dom10252020

Last update

Back Está aquí: Inicio Varios Interesante artículo sobre el fútbol moderno de una bloguera
Jueves, 20 Marzo 2014 01:00

Interesante artículo sobre el fútbol moderno de una bloguera

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
Aficionado con una camiseta de mínimo 80 euros y una bufanda de entre 15 a 20 euros haciendo daño a su equipo. Aficionado con una camiseta de mínimo 80 euros y una bufanda de entre 15 a 20 euros haciendo daño a su equipo.

Interesante artículo sobre el fútbol moderno de una bloguera

Os dejo este enlace de un interesante artículo sobre lo que es el fútbol moderno y como se quiere responsabilizar a los aficionados de los males que tienen los clubes y que son ocasionados en su inmensa mayoría por los dirigentes de los clubes y de la Liga y Federación, ojalá se adopten medidas para arreglar la situación actual o para más de uno se le va a acabar la gallina de los huevos de oro.

 


Yo le hago daño a mi equipo

Publicado el febrero 19, 2014 por Naru

(Me van a perdonar que comente un tema futbolístico por aquí. Ya sé que pan y circo y todo eso. Pero como dice Luis García Montero en el poema con el título más bonito que podrá escribirse jamás: ”Son noventa minutos en un vaso de agua. Pero a mí me han quitado muchas veces la sed.”)

El motivo de esta entrada es pedir perdón.

Gracias a la LFP, esa liga tan genialmente organizada, hoy me he enterado de que daño a mi equipo. Me lo han dicho así, tal cual, claramente: “Cuando pirateas fútbol le haces daño a tu equipo”. Como soy visitante habitual de Rojadirecta y usuaria de esa maravilla llamada Sopcast, me he sentido aludida. Y oigan, duele. Porque yo a mi(s) equipo(s) los quiero más que a algunos de mis familiares de sangre. En serio.

Como nunca se me han caído los anillos -entre otras cosas porque no llevo- a la hora de disculparme cuando consideraba que estaba equivocada, escribo esta entrada para disculparme públicamente con mis equipos, a la sazón el Real Madrid Club de Fútbol y el Granada Club de Fútbol, por todas las veces que les he dañado por abrir en mi ordenador un stream en flash bastante pixelado.

Mil perdones, Real Madrid. De verdad que no pretendía hacerte daño. Imagino que tú tampoco pretenderías hacérmelo a mí el día que, habiendo sacado ya mis entradas para verte por primera vez en tu estadio (nuestro estadio), con billetes de avión que milagrosamente había encontrado a buen precio, permitiste que un operador de televisión, a menos de una semana del partido, cambiara el día del mismo.Supongo que no pretendías causarme ninguna molestia, pero lo hiciste, obligándome a desperdiciar un billete y sacarme otro de autobús, ampliando mi estancia en Madrid otra noche.

También supongo, equipo de mis entretelas, que no pretendes hacer daño a tu afición cuando fijas el precio de las entradas a un estadio con más de 80.000 asientos de capacidad a unos niveles que alejan a la gente joven o con pocos recursos, con unos topes de precios que causan risa, por no llorar, cuando se comparan con otros países europeos con un nivel económico muy superior al nuestro. Para el Real Madrid – Elche, desde 35 euros a 110 (no socios). Para el Real Madrid – Schalke la entrada más barata para público general es de 50, sencillamente prohibitiva para el padre que quiere acudir con su churumbel al fútbol, y dejar que viva una de esas noches europeas de las que siempre se habla. Pero imagino, mi querido Real Madrid, que tampoco lo haces con intención de hacer daño.

Perdón a ti también, Granada. Tú eres mucho más modesto y estas cosas te afectan más. El reparto de derechos de la televisión te perjudica (porque otros equipos de tu categoría así lo eligieron). Además, este año has perdido un buen pico de abonados, algo absolutamente incomprensible en una ciudad con la prosperidad económica y el bajo nivel de paro del que disfrutamos. Por esa razón, supongo, no haces ya promociones para público general, para jóvenes o para desempleados. Hacen daño al equipo. Mejor un estadio medio vacío que un estadio lleno con personas que han pagado menos de 20 euros por entrada -¡adónde creen que van con un fútbol tan barato!-. Mejor un estadio medio vacío con los afortunados con trabajo que pueden afrontar uno de los carnets más caros de España; o los esforzados que, sin él, te quieren lo suficiente para anteponer el fútbol a la precariedad económica de su familia. Yo no soy uno de ellos.

A lo que iba, que me enrollo. Perdóname. No sabía que te estaba haciendo tanto daño. Supongo que tú tampoco lo sabías cuando, hace un par de años, se te ocurrió la maravillosa idea de sacar a la luz un carnet de simpatizante para los que -en mi caso por distancia geográfica- no pudiéramos abonarnos. Descuento en las entradas y en los productos oficiales de la tienda del club. Imagino, Granada, que lo hiciste con la buena intención del mundo, y que no pretendías dañarme a mí como aficionada cuando me entregaste el dichoso carnet como a tres meses de que finalizase la temporada. Por cierto, cuando fui a usarlo por primera vez en la tienda para comprar un libro sobre la historia del club me dijeron que eso no entraba en la promoción, contraviniendo la publicidad con la que me lo vendiste. Sé que no pretendías perjudicarme cuando al final de la temporada, y con un carnet que llevaba menos de medio curso expedido, me dijiste que o volvía a pagar o dejaba de ser válido. Imagino que no fue mala intención, sino simple falta de planificación (a menudo iba a preguntar y los dependientes de la tienda me decían que ni siquiera sabían de qué iba el tema) pero el caso es que me hiciste pagar más de 30 euros por un carnet cuyos beneficios no pude usar ni una sola vez por tu culpa.

La verdad, mis queridos y bienamados equipos, es que os juro que me encantaría poder veros por lo legal, sin la precariedad de un Arenastream, sin tener que sincronizar la radio con los amigos comentaristas rusos. Durante un tiempo lo hice. Canal + ofrecía una buena oferta, y por unos 15 euros al mes (sin IVA), durante cerca de un año lo vi casi todo: Liga, Champions, Copa y al filial de mis amores en Real Madrid TV. Después Canal + se inventó un tal Canal Liga 2 y añadí otros 5 euros a la factura -aún razonable- sólo para verte a ti, Granada. Os vi de forma legal y cómoda mientras pude ver todos los partidos de mi equipo a un precio decente.

Actualmente, si quisiera no piratear todos y cada uno de vuestros partidos calculo que debería contratarCanal + con Canal + Liga y Liga de Campeones (el precio que aparece en la web es de 15 euros sin IVA… hasta junio), y también GolT, 15,90 sin IVA también hasta junio. Si además le sumamos que soy aficionada al Real Madrid de Baloncesto -habitual de Canal+ Deportes, que va aparte- calculo, redondeando, que una vez se me acabaran las ofertas y me aplicarais el precio normal, no bajaría de 60 euros al mes por ver el maravilloso juego que desplegáis sobre el tapete verde.

Os quiero, en serio. Pero no tanto.

Os he querido para gastarme de 70 a 90 euros en carísimas camisetas oficiales que sólo se diferencian con la ropa de la marca que nos viste en el hecho de portar la publicidad y nuestro escudo. Os he querido para hacerme 1000 kilómetros de carretera por ver, varias veces, a nuestro filial en 2ªB. Os he querido lo suficiente para pasar la noche en un autobús, con mi bufanda por almohada. Os he querido en estadios donde no os quería nadie. Os he querido asándome de calor bajo un mediodía de verano, o con los pies congelados de frío y viendo la helada caer sobre Los Cármenes. Os he querido paseando con orgullo nuestros colores; portando el escudo de mi Granada por las ruinas del foro de Roma, o luciendo con la cabeza bien alta la camiseta de mi Madrid tras alguno de los batacazos a los que me tenéis bien acostumbrada. Os he querido y os quiero con la pasión irracional que sólo puede explicar quien vive, siente y late por unos colores.

Pero no os quiero tanto para dejar que me tomen por imbécil.

Y por eso, desde ya, mi querido GCF, mi amado RMCF, os pido perdón por mis visitas a Rojadirecta, pasadas y futuras.

Os he hecho tanto daño como el que vosotros, como hincha, me habéis hecho a mí. La diferencia es que vosotros, bien lo sé, jamás me pediréis disculpas.

 

Fuente: http://profeaventuras.wordpress.com/2014/02/19/yo-le-hago-dano-a-mi-equipo/

Visto 1759 veces
Más en esta categoría: Enhorabuena a Ángela Salvadores »
Inicia sesión para enviar comentarios
Web Analytics

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web Para saber más sobre cómo usamos las cookies Ver nuestra política de privacidad.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies de Google.

  Acepto cookies de este sitio web.